New Teaching Policy: Is this the right move forward?/ Nueva Póliza de Enseñanza: Es esta la mejor manera para siguir adelante?

By Martha H. & Glenda P.
Guerrilleras

In June, the Utah State Board of Education approved a new policy that would essentially allow public schools to hire people without teaching experience. The Academic Pathway to Teaching (APT), a fast track to a Utah teaching license, would allow college graduates to teach while they are mentored and put under the supervision of veteran teachers. In order to keep their jobs, they would need to meet the approval of their mentors and principals after a three-year training period. This decision came out as a result of the severe teacher shortage that Utah is experiencing. The Utah State Office of Education reports that 42 percent of new teachers quit within five years. At the beginning of every school year most districts have teaching positions available. Additionally, we have fewer people enrolling in collegiate teacher-training programs, while Utah continues to experience student growth.
Through the APT, candidates have the option to obtain a level 1 license in two different areas of concentration. These areas of concentration include Elementary (k-6) or Secondary (7-12).
The requirements to obtain a level 1 license include: a Bachelor’s degree or higher from an accredited regional university, pass a content knowledge test, complete an education ethics review, and pay the application fee. It should be noted that the Utah State Board of Education does not specify whether or not applicants seeking to obtain an APT level 1 license need to have a degree in the content area they wish to teach.
The passage of this new policy has received a lot of backlash; especially from many educators. One of the main concerns that has been expressed is the fact that people could come in with little teaching experience and/or knowledge into the classroom. Teaching is so much more than just being competent in a field of study; teaching involves various sets of skills such as knowing how to identify and meet the unique learning needs of students. There is also the added burden that veteran teachers will have to take up in order to mentor these new teachers. Instead of passing these temporary measures, the state should focus on creating incentives for educators to want to stay in their fields. Utah has known to the be the state to come last when it comes to per-student spending. Utah also ranks as one of the lowest in terms of pay, compensation, and benefits.
An issue that hasn’t been brought up is the fact that these teachers will not be receiving any proper instruction on how to work with diverse students. Students of color make up more than 45% of the PreK-12 population in our schools. Much research on students of color indicates that they experience higher dropout rates, are more likely to attend overcrowded, underfunded schools, and be taught by less experienced and qualified teachers compared to White-Anglo students. As educators, we should be putting the proper work in improving the PreK-12 experiences of students of color, but through this policy we have the possibility of implementing teachers that are not ready to meet the unique needs of students of color.
A way to be able to prevent teachers without the proper preparation from entering the schools of your students could be by maintaining constant communication with administrators at the school such as principals or vice principals. It is also important to stay attentive and informed about what is happening in your student’s school.


En Junio, el Utah State Board of Education [Junta de Educación del Estado de Utah] aprobó una nueva póliza que podría permitir a las escuelas públicas contratar a personas sin experiencia en enseñanza. La nueva póliza, llamada Academic Pathway to Teaching (APT) [Camino Académico Para la Enseñanza] es una vía rápida para obtener una licencia de enseñanza en Utah. Esta permitiría a graduados universitarios enseñar mientras reciben orientación y supervisión de maestra/os veteranos. Para poder mantener sus puestos de trabajo los nuevos maestros contratados bajo la APT tendrían que recibir la aprobación de sus mentores y directores después de un periodo de entrenamiento de tres años. Esta decisión se produjo como consecuencia de la escasez de maestras/os en Utah. The Utah State Office of Education [La Oficina de Educación del Estado de Utah] informa que el 42 por ciento de los nuevos maestros renuncian al plazo de cinco años. Esto significa que al comienzo de cada año escolar la mayoría de los distritos tienen posiciones de enseñanza vacantes. La falta de maestros/as en las escuelas públicas de Utah es cada vez más grave. El número de estudiantes que se inscriben en programas universitarios para ser maestras/os es cada vez más pequeño, mientras que en Utah se ve un crecimiento en el número de estudiantes en escuelas públicas.
A través de la vía alternativa APT, los candidatos tienen la opción de obtener una licencia de nivel 1 en diferentes áreas de concentración las cuales son a nivel de primaria (Kinder-6 grado) o de secundaria (7-12 grado). Los requisitos para obtener una licencia de nivel 1 son: Bachillerato de una universidad regional acreditada, prueba de conocimiento en el área que van a enseñar, completar una revisión de éticas en educación y pagar la cuota de la aplicación. Cabe señalar que la Junta de Educación del Estado de Utah no especifica si los candidatos que opten por tomar la vía alternativa tendrían que tener un Bachillerato en el contenido que quieran enseñar.
La aprobación de esta nueva póliza ha recibido una gran cantidad de respuestas negativas; especialmente de muchos educadores. Una de las principales preocupaciones que han sido expresadas es el hecho de que la gente pudiera venir a un salon con poca experiencia en la enseñanza y/o conocimiento. La enseñanza es mucho más que sólo ser competente en un campo de estudio; la enseñanza implica diversos conjuntos de habilidades tales como saber cómo identificar y satisfacer las necesidades únicas de aprendizaje de los estudiantes.También está la carga adicional que los maestros veteranos tendrán que tomar con el fin de guiar a estos nuevos maestras/os. En lugar de pasar estas medidas temporales, el estado debe centrarse en la creación de incentivos para que los educadores quieran quedarse en sus campos. Utah es conocido por ser el estado en el último lugar cuando se trata de gasto por alumno. Utah también se ubica como uno de los más bajos en términos de pago, compensación y beneficios
para maestras/os.
Un problema del cual no se ha hablado es sobre el hecho de que estas/os maestras/os no van a recibir ningún tipo de preparación adecuada sobre la forma de trabajar con estudiantes que provienen de
culturas diversas y que tienen diversas habilidades de aprendizaje. Los estudiantes que no son blancos representan más del 45% de la población Pre Kinder-12 grado en nuestras escuelas. La mayoría de la investigación conducida sobre las experiencias académicas de los estudiantes de color indica que tienen probabilidades más altas de asistir escuelas sobrepobladas, con fondos insuficientes, y con maestras/os que tienen menos experiencia y cualificaciones en comparación con los estudiantes Blancos. Como educadores, deberíamos estar poniendo el trabajo adecuado para mejorar las experiencias de los estudiantes de color en grados Pre Kinder-12. Pero a través de esta póliza tenemos la posibilidad de dejar que las/los maestras/os que no están preparadas/os entren a enseñar a nuestros estudiantes.
Una manera de prevenir que maestras/os sin preparación adecuada entren a las escuelas donde sus estudiantes atienden podría ser manteniendo comunicación constante con los administradores de escuelas como los directores/as o subdirectores/as. También es recomendable mantenerse atento e informado sobre lo que ocurre en las escuelas de sus estudiantes.