Robert “Archie” Archuleta: El abuelito de la gente

Aquellos de nosotros que tenemos la suerte de tener a nuestros abuelos/as presentes en nuestras vidas, sabemos la influencia que tienen en nuestro desarrollo. Sabemos que ellos/as guardan mucha sabiduría de la familia, y tienen conocimiento que no parece no tener fin. Nuestros abuelitos suelen ser la cabeza de la familia, y establecen una conexión a nuestras historias y ancestros.

En nuestras familias, se sabe quienes son los abuelos y abuelas, pero también es importante saber quienes son estas personas en nuestra comunidad, aquellos que han vivido más luchas de las que sabemos; aquellos que vivieron esos momentos de los cuales solamente hemos leído; aquellos que conocieron a nuestros héroes en persona; aquellos que lucharon por la igualdad en su juventud para que sus hijos/as y nietos/as (ustedes y yo) tengan un mejor futuro. Estas personas merecen reconocimiento y admiración por sus vidas.

Aquí en Venceremos, no podemos reconocer a cada uno de nuestros mayores, pero decidimos presentar a alguien que tiene todas las características que mencionamos. Este año, un gran amigo de Venceremos y miembro de nuestra comunidad recibió el premio de “Mechista por Vida” (Lifetime Mechista Award). Este reconocimiento se da a una persona que ha dedicado su vida al activismo y justicia social y quien ha sido mentor para nuevos arquitectos de cambio comunitario y jovenes. El conocimiento fue presentado por el Movimiento Estudiantil Chicano/a de Aztlán (MEChA) de la Universidad de Utah, un grupo dedicado a la justicia que consiste de estudiantes activistas. MEChA y Venceremos son compañeros de mucho tiempo en el campus y la comunidad, y estamos de acuerdo que nadie merece este honor mas que nuestro abuelito Robert “Archie” Archuleta.

Archuleta nació en Colorado, y nació para iniciar cambio. Siendo un niño de la era de depresión, la instabilidad económica era diaria para su familia. Así fue como el se dio cuenta de los obstáculos que su comunidad vivía. Sus experiencias con la desigualdad continuaron con en los trabajos que tuvo de joven. Su resume incluye: ser trabajador de campo por pago mínimo, trabajo como jornalero, y varios otros empleos que pudo encontrar en esos tiempos difíciles. Dice Archuleta que de algun modo sabía que había una mejor manera de vivir qque no sea era solamente sobrevivir de día a día. Cuando el estudiaba en la secundaria, Archuleta tenia un amigo Afro-Americano cuyos formaban parte de el pequeño grupo de estudiantes minoritarios. Los dos formaban parte del equipo de boxeo de la escuela, y eran los objetivos de discriminación y odio. Muchas veces no los dejaban estar en varios lugares, o comer en ciertos restaurantes. Gran parte de la cólera que les crecia adentro la usaban en el ring de boxeo. “Me acuerdo que una vez mi amigo golpeo fuerte a un competidor, y ahí es cuando pensé… tenemos que luchar.” dijo Archuleta. Ahora, Archuleta continua la lucha, no en el ring, pero a través de la educación.

Despues de haber atendido el colegio del estado de Idaho (Idaho State College), y continuado su educación en la Universidad de Utah, Archuleta se convierto en el primer maestro Chicano del estado de Utah. Fue maestro de primaria, y le gustaba mucho, enseñar a las comunidades marginalizadas y no representadas. Continuo siendo maestro, y hasta llego a enseñar en Salt Lake Community College y otros espacios comunitarios. “Para que los cambios en la sociedad occuran, nuestra gente debe ser educada, la gente con autoridad haciendo las decisiones son aquellos que recibieron educación, nuestras comunidades tienen que ser parte de la sociedad a nivel mayor y ser parte del cambio” dijo Archuleta. “En cima de eso, la educación debe de ser gratis” el agrego.

A través de su vida, Archuleta ha luchado sin descanso por la mejoría de nuestras comunidades; formo parte de la organización NAACP, y la uso para dirigersa a la disparidad en la educación, una desigualdad que Archuleta llama…racismo. También formó parte de la Unión de Trabajadores de Campo (UFW), en la cual asistió a Cesar Chavez en su movimiento. Fue parte de los Freedom Riders, protestó la guerra en Vietnam, fue aliado a la Marcha de Paz, y fundó la Coalición de La Raza en Salt Lake City, y mucho más. Basicamente, Archuleta vive por mejorar las vidas de los demás y lucha por aquellos tratados injustamente en su comunidad. Archuleta se identifica como Chicano, y comprende las responsabilidades a de La Raza y los valores de ambos MEChA y Venceremos.

A parte de todo esto, Archuleta tiene a su compañera Lois Lucille Herrmann, y tienen seis hijos y seis nietos. Ha recibido varios reconocimientos que reconocen su dedicación a su comunidad y educación. Por ejemplo, el premio Quixote de Logro de Vida (Quixote Lifetime Achievement Award) presentado por la cámara de comercio hispano de Utah, el Premio Cualli Ohtli del Consulado Mexicano, el premio Cesar Chávez de Educacion por parte de la Coalicion de La Raza (UCLR), el reconocimiento Charles E. Bennett Humanitarian and Civil Rights Award de la asociación de educadores en Utah, y el premio por parte del Fondo be becas Chicano Scholarship, logro cívico y humanitario en la Universidad de Utah. Venceremos está orgulloso/a de nombrar a El Abuelito de La Gente como recipiente de nuestro humilde reconocimiento Cool Frijoles.

Gracias Archie, por las vidas que has cambiado. Que Viva La Raza!