¿Verdaderamente existe la libertad y justicia para todos?

Por Yajaira Peralta

Guerrillera
Una estudiante de la Universidad, Mariana Ramiro, detalló una tendencia muy importante en la violencia por los medios de comunicación que pasa frecuentemente. “¿Te has dado cuenta que durante el rodaje de Columbine los dos delincuentes principales: Eric Harris y Dylan Klebold fueron descritos como pobres de raza blanca en hogares con problemas? Asesinaron a 12 estudiantes y un profesor. Era como si sus homicidios estaban justificados sólo por su condición psicológica, racial, y económica. “Estas palabras que Ramiro habló resuenan mucho la verdad, especialmente cuando se relacionan con los últimos delitos policiales. Una de las primeras cosas que la gente blanca pregunta en situaciones como las casos de Travvon Martin y Michael Brown es de su paradero: ¿qué estaban haciendo en la oscuridad tan tarde? ¿Por qué tratan de atacar a agentes de la policía? Parece que las preguntas siempre se dirigen a echarle la culpa a una comunidad que está cansada de ser culpada.a habido varias cuentas de brutalidad policial hacia las minorías en los Estados Unidos. Desde Trayvon Martin hasta Michael Brown estos hechos sólo han aumentado … o eso parece. La verdad es que la brutalidad policial siempre ha existido en las comunidades donde hay minorías, pero ahora los medios de comunicación están mas involucrados. Así que ¿por qué parece que estamos bombardeados con estos temas polémicos ahora en lugar de tener siempre hacia fuera en la luz? La respuesta simple es la justicia.

Nuestras comunidades ya no van a aguantarse más. No es que estamos cubiertos mas en la televisión, es que le estamos rogando a la media que nos cubra. Los disturbios, huelgas, e incluso plantones están en su punto más alto y sin ellos las recientes muertes habrían sido ignoradas como lo han sido durante el siglo pasado. La verdad es que cada día los oficiales de policía están influenciados por sus prejuicios para discriminar a las minorías. Según las Noticias de Liberación, cada 32 horas, una persona afroamericana es asesinada por agentes encargados de hacer cumplir la ley.

Así que las estadísticas están fuera, y ahora estamos tomando acción, pero estamos haciendo lo correcto al involucrar los medios de comunicación? Según Ramiro, Esta triste “de que se necesite mucho esfuerzo en nuestras comunidades para llevar estas situaciones a la luz. Estos hechos han sido batallados por nosotros en nuestras propias comunidades Latinas o afroamericanas por anos y se han dejado de lado por la populación blanca. Los delitos cometidos contra nosotros son un problema “nosotros”. Sobre todo, estoy feliz de que ahora la populación blanca tiene estos problemas de “nosotros” metidos en sus rostros.” Al igual que Ramiro, veo que nuestras comunidades están finalmente obteniendo el coraje para romper el silencio y arriesgarlo todo por la justicia. Ahora me pregunto, esta nuestra comunidad Latina dispuesta a intensificar y a presentarse en contra de las falsas acusaciones, los estereotipos, e incluso los medios de comunicación?

Los ataques de la policía no sólo están sucediendo en el Sur. El 12 de septiembre un muchacho de 22 años de edad Darrien Hunt fue baleado varias veces en la espalda porque llevaba una espada samurái. Antes de que tuviera tiempo de soltar su espada le dispararon y por supuesto, Hunt trato de escapar. Mientras Hunt corría por su vida, más disparos se oyeron hasta que finalmente hunt fue literalmente asesinado a balazos. Algunos de los comentarios son impactantes y perturbadores como: “Si a Hunt le dispararon en la espalda, lo más probable es que los oficiales estaban protegiendo a los ciudadanos de un hombre corriendo listo para usar una espada samurái. Ese es el trabajo de los policías. El incidente ocurrió en una zona muy concurrida y es muy plausible que había ciudadanos en peligro. Gracias, policías de Saratoga Springs por estar ahí y hacer su trabajo.” Hay muchos otros comentarios negativos que se dan para justificar las acciones del oficial de policía hacia el joven Hunt. Si se dan cuenta, este tiroteo no consiguió tanta cobertura como los tiroteos del sur porque estamos en Utah. Al igual que nuestros estados del sur nos han mostrado, es el momento de romper el silencio. Utah debe participar en la justicia social. La próxima vez que repita la promesa de lealtad piensen a sí mismos, ¿existe realmente la libertad y la justicia para todos, o es algo que tratamos de creer para hacer nuestro día un poco mejor. Lo siento Utah, pero es el momento de enfrentar la realidad.